miércoles, septiembre 07, 2005

La crítica (I)

PPProductions lo ha vuelto a conseguir. Siguiendo la ascendente línea que nos ha dejado hasta el momento Alerta 2, Misión Centauri, El regalo de Perseus y Todos contra Zron nos llega su última obra La Luz de las Tinieblas.

Por supuesto, la obra no se encuentra aún terminada, pero se ha perfilado perfectamente y queda muy claro qué se debe retocar antes de la presentación pública. Y lo que hay escrito es más que suficiente para darse cuenta de que es (será) una maravilla.

Lo que más sorprende de La Luz de las Tinieblas es su ambientación. Lleva su imaginación hasta más allá de lo que nos había acostumbrado y la sitúa en torno a un agujero negro, con unos nativos extraños y complejos al más puro estilo de Ursula K. Le Guin, una historia tensa, emotiva y llena de paralelismos con nuestro mundo.

Son estos extraños paralelismos los que hacen que la historia rebose sentido en una sociedad tan extraña como la acretora. A estas alturas todavía no sé si la historia trata sobre la ciencia, sobre el amor, sobre la guerra, sobre el racismo, sobre el machismo, sobre los cánones estéticos, sobre el terrorismo o sobre tabúes sexuales... Tal vez trate (y esa sea la gracia) sobre todo eso.

El argumento de la obra no deja de sorprender por su sencillez: una civilización que lucha por sobrevivir en un ambiente cambiante y hostil y un científico que encuentra la solución para evitarlo. Parece un guión de película mala de ciencia-ficción de los años 50, pero su sencillez es necesaria para mantener una tensión constante en una trama y unos personajes complejos.

Es difícil ver las influencias en las que se ha basado para plantear la historia, pero podemos mencionar a la ya citada Ursula K. Le Guin (la fuga recuerda bastante a El nombre del mundo es bosque), Isaac Asimov (los tres sexos parecen sacados de Los propios dioses) y Larry Niven (Los árboles integrales).

Los personajes no tienen desperdicio, empezando por los dos coprotagonistas: Guirla y Bálase. No se pierdan los secundarios, empezando por Tom el molinero (el entrañable líder de su pueblo), siguiendo por Fray (un adorable contrabandista de escasos escrúpulos) y las sacerdotisas de tinieblas. A destacar también Pécuc, Newtein, Kum... Todos ellos francamente originales.

La obra emana filosofía y religión por todas partes. No es casualidad que no se planteen las cosas en términos de "bien" y "mal", sino de unos extraños conceptos como el Continuo, la Espiral y la Lucha. Lo más sorprendente es que sean tan obvios y tan esquivos. Y no sólo eso, sino que la moralidad de estos seres resulta a veces tan contradictoria que uno de puede dejar de pensar que, en efecto, se trata de personas y sociedades reales.

En definitiva, esperamos con ansia a que nos llegue la versión KK.


Lon Abirisain

3 Comments:

At 9:44 a. m., Blogger zinner said...

ok con críticas así ya sí que no puedo esperar!!! Y más si estan hechas por críticos tan reconocidos!!!

 
At 8:29 p. m., Anonymous Ler Syskr said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 8:31 p. m., Anonymous Ler Syskr said...

Zinner, Lon Abirisain no vale como crítico ¡si hasta le hacía la pelota a los zronianos! Y, sobretodo, no es más que un puto esbiniano.

 

Publicar un comentario

<< Home