martes, junio 30, 2020

Las inenarrables cuitas de un aprendiz a neófito

En el anterior post anuncié que había retomado La Luz de las Tinieblas. En resumen, se trataba de hacer una ligera revisión, añadir un par de capítulo y voilà, a enviar a una editorial.

La realidad, sin embargo, no suele seguir los planes de este aprendiz a neófito. De momento solo he revisado dos capítulos, de los cuales he reescrito por entero aproximadamente un 25% de los párrafos, otro 25% ha sufrido cambios sustanciales y he añadido un 25% más de texto. En resumen, esto no va a ser una ligera revisión sino una reescritura entera. Y va para largo...

Etiquetas: , ,

miércoles, junio 03, 2020

Regreso al agujero negro

Como comenté a principios de este año, una de mis promesas largamente postergadas es sacar La luz de las tinieblas del cajón.

Pues bien, ha llegado el momento. Mientras El espejo vacío sigue dando vueltas por la red a la búsqueda de una editorial, La luz de las tinieblas va seguir sus pasos... Tras unas correcciones, claro está, que ya me conocéis.

Algunos inteligentes betatesters me dieron sabios consejos que pondré en la práctica. Añadiré apéndices con los personajes, vocabulario, etc. Y también añadiré 2-3 capítulos en un momento de la historia en la que esta da un "salto cuántico" que no está del todo justificado. Mis más sinceras gracias a estas dos personas (y a todas las demás, de las que ya tomé nota en su momento).

Por lo demás, no sé qué me encontraré. Una maravilla, una porquería, vete tú a saber. Me ha llamado mucho la atención, no obstante, todo el revuelo que ha causado el lenguaje inclusivo en los últimos años, cuando en esta novela una de las principales premisas es que hay tres sexos y eso queda reflejado en el lenguaje.

En fin, allá vamos. Hola Guirla, hola Bálase, hola Kum, hola Syriam, hola Xaradú, hola Fray.


Etiquetas: ,

jueves, mayo 28, 2020

Crítica: The Witcher

The Witcher es una serie de fantasía de Netflix ambientada en la celebrada saga de Geralt de Rivia creada por Andrzej Sapkowski. Se trata de una serie de gran presupuesto, aunque -si hacemos la inevitable comparación con Game of Thrones- en ocasiones se nota cierta preferencia del CGI sobre los exteriores para ahorrar costes.

The Witcher es una serie fantasía oscura, en la que abundan los personajes de moralidad dudosa, magia "clásica" y seres fantásticos.

Estáticamente, la serie es buena, aunque carente de originalidad. Se notan demasiado las influencias de El Señor de los Anillos y Game of Thrones. El único aporte diferente es, en ocasiones, una excesivo apego a las escenas que rayan lo gore (resulta un tanto absurda la manía de los personajes de ir por ahí sin limpiarse). Las partes de acción son de lo mejor que se puede destacar de esta serie.

Los personajes no son el punto fuerte de la serie. El protagonista, Geralt, interpretado contenida y magistralmente por Henry Cavill, es un brujo huraño cuya única preocupación es matar monstruos y que le dejen en paz. El resto de personajes, sin embargo, no tienen tanta suerte en el trato. No están mal, e incluso alguno como Jaskier y Cirilla tienen una evolución interesante. Pero hay algunos casos que no pasan del estereotipo. Especialmente desastroso resulta el personaje de Yennefer cuya historia, para mí, es la más interesante de la serie pero que, en lugar de evolucionar, se desarrolla a trompicones.

El aspecto más negativo de la serie es, sin duda, la pésima fórmula escogida para narrarla. En lugar de explicarla de forma lineal (la opción fácil y sin riesgos), se optó por explicar los hechos de forma no lineal. Esto, que bien hecho resulta una genialidad, hace que el final épico de esta primera temporada termine de forma bastante chapucera, con unas sorpresas finales que no son necesarias, no convencen y, peor aún, suman al espectador en una desagradable confusión justo en el momento del épico final.

En resumen, una buena serie, que gustará a los amantes de la fantasía oscura y clásica, con una ambientación notable y una interpretación magistral de Henry Cavill. Por contra, le falta cierto desarrollo a los personajes y la forma de narrar la historia resulta un fiasco que se revela especialmente en su último episodio.

Etiquetas: ,

viernes, mayo 22, 2020

Crítica: UNO

UNO es una novela corta de Nieves Delgado, publicada por Editorial Cerbero, ganadora del Premio Ignotus 2019 a la mejor novela corta. Ya hace tiempo reseñé la anterior novela corta de la autora, la excelente 36, así que, con estas credenciales, encaré UNO con bastantes ganas.

UNO nos narra la construcción de "algo", un proyecto del que se habla constantemente, un salto evolutivo en la especie humana que todo el mundo anhela pero del que solo se nos presentan unas pinceladas deshilvanadas. Los propios personajes no parecen tener muy claro qué es UNO, lo que convierte a la obra en una profética advertencia de lo que nos depara el futuro, pues cada vez es más difícil predecir qué consecuencias sociales tienen los cambios tecnológicos.

La obra es de bella factura, con una prosa bien estructurada, profunda y, sin embargo, ligera. En ella destacan especialmente los personajes, llenos de amor, conflictos familiares, enfermedades, reivindicación social y choque tecnológico. No está nada mal para una novela corta.

UNO contiene párrafos enteros dedicados a la divulgación científica. Si bien es interesante y cabe reconocer el mérito de la autora al explicar de forma sencilla, amena y hasta poética complejos conceptos físicos, para mí es la única parte que le sobra a la obra puesto que no aporta nada a la misma.

En resumen, una obra notable, bien escrita, con personajes muy interesantes, en la que prima el vértigo ante lo desconocido. No obstante, la original estructura de la misma (con divulgación científica incluida) hace que no esté todo lo pulida que podría haber estado.

Etiquetas: ,